El iberismo republicano ante el Ultimátum británico

A principios de 1890, el Gobierno británico entrega al portugués un ultimátum en el que le exige la retirada de las fuerzas militares lusas que se encuentran en el corredor que une sus colonias de Angola y Mozambique, territorio que ya había sido reivindicado por Portugal en la reciente Conferencia de Berlín. La amenaza que se cierne sobre el pueblo portugués va a reavivar el sentimiento iberista activando la espontánea solidaridad de muchos españoles.

Al día siguiente de conocerse el ultimátum, los estudiantes portugueses hacen una llamada a sus compañeros de los países firmantes del Acta de Berlín para que obliguen  a sus gobiernos  a exigir a Inglaterra la retirada de su amenaza. Los primeros en responder a la petición son los universitarios granadinos quienes el día 17 hacen pública su solidaridad. A ellos les siguen los de Salamanca,  Santiago y Madrid.  Como muestra, he aquí el fragmento del mensaje de adhesión que hace público una comisión creada al efecto y que está encabezada por Carlos de Lamo, estudiante de Leyes en la Universidad Central:

Cumpliendo un deber de gratitud y satisfaciendo a la vez una necesidad de nuestras almas, gemelas de aquellas que en estos momentos a tanta altura han sabido levantar el amor a la patria, la comisión que suscribe, por acuerdo unánime, ha resuelto mandar un mensaje de adhesión al pueblo escolar portugués, cuyo mensaje esperamos sea suscrito por toda la España escolar […] este mensaje se manda a Portugal a modo de preámbulo, pues la comisión organizadora, de acuerdo con todos los que quieran adherirse a la idea, está dispuesta a realizar otra serie de manifestaciones.

[…] Desde las risueñas orillas del tranquilo Miño hasta las arenosas playas que vieron partir las carabelas de Colón, un movimiento de indignación cunde, como ráfaga eléctrica, pidiendo cien veces la muerte antes que subsistir un día sin decoro; el alto ejemplo de valor y de dignidad de este pueblo ha tenido el más fiel intérprete en la juventud escolar, la cual en todos sus clamores, mezcla al nombe de España el nombre suyo, descubriendo a través de las nieblas del tradicionalismo y de la rutina el varonil sentimiento de unión que teje, con cadena de afectos y entusiasmos, una sola diadema de grandezas para la hermosa península ibérica.

Los republicanos, por su parte, se movilizan con celeridad organizando grandes manifestaciones en apoyo de la nación lusa que tienen lugar frente a la Embajada y los consulados de este país en Madrid, Zaragoza, Salamanca y Valencia. A uno y otro lado de la frontera común, se escuchan voces clamando por la federación de los dos Estados. Véase como ejemplo el comentario que realiza el semanario librepensador y republicano Las Dominicales del Libre Pensamiento al respecto:

La nueva aspiración de Portugal con relación a España ha sido condensada por los órganos del partido republicano en la forma que todos conocen ya. Los intérpretes del sentimiento del pueblo portugués han declarado que no quieren la alianza con España mientras haya monarquía; en cambio la aceptan con fruición siempre que se constituya en República, en cuyo caso la alianza revestiría la forma de federación entre ambos Estados.

Esta aspiración del Portugal republicano ha sido completamente aceptada por la España republicana. Todas nuestras facciones republicanas coinciden en este punto. Desde Ruiz Zorrilla a Pi y Margall han declarado que quieren la federación con Portugal, y la quieren en la forma y en los límites que los republicanos portugueses propongan, con el fin de asegurar la plena independencia de Portugal.

Anuncios

Acerca de Macrino Fernandez Riera

Mis investigaciones se han orientado hacia el estudio de la historia de Asturias durante el Periodo Interrepublicano, dedicando una especial atención a la vida y obra de Rosario de Acuña y Villanueva. Publicaciones: La Escuela Neutra Graduada de Gijón (2005), Rosario de Acuña en Asturias (2005), Mujeres de Gijón, 1898-1941 (2006), Rosario de Acuña y Villanueva. Una heterodoxa en la España del Concordato (2009), Deporte y educación física en Asturias. De los inicios a la guerra civil (2010), Rutas y senderos para disfrutar Asturias (en colaboración, 2013), ¿Quién fue Rosario de Acuña? (2017).
Esta entrada fue publicada en Política exterior, Republicanismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s