Presentación

Muchas veces me he preguntado qué combinación de circunstaciancias se tuvo que haber dado para que este país al que llamamos España se partiera en dos aquel verano de 1936. Se ha hablado y escrito mucho al respecto. A estas alturas, si algo parece claro es que el enfrentamiento se venía gestando desde tiempo atrás. Sería ingenuo plantearse siquiera la posibilidad de que todo hubiera comenzado en tal o cual momento, en tal o cual hito histórico. No obstante, bien pudieramos aceptar que los antecedentes más cercanos los hemos de encontrar en los años anteriores, más bien en las décadas anteriores; en esa etapa que se ha dado en llamar «La Restauración», por más que no todos se pongan de acuerdo en sus límites cronológicos, pues si para algunos se prolonga desde la toma del poder por Cánovas a principios de 1875 hasta la proclamación de la Segunda República en abril de 1931, otros hay que la dan por cerrada en 1923, cuando el Gobierno pasa a estar en manos del Directorio presidido por el general Primo de Rivera; y aún hay quien adelantan su final a 1902, fecha en la cual Alfonso XIII alcanza la mayoría de edad. Para evitar confusiones terminológicas, aunque no sólo por ello, prefiero la denominación «Periodo interrepublicano»: es mucho más claro.

Comienzo. El último día del año 1874, Antonio Cánovas del Castillo se hace con el control de la Gaceta de Madrid tras el levantamiento militar protagonizado dos días antes en Sagunto por el general Martínez Campos. Desde las páginas del periódico oficial se informa al país que Alfonso de Borbón y Borbón ha sido proclamado Rey «por la Nación y el Ejército»: la etapa revolucionaria ha llegado a su fin.

Decreto del Mº-Regencia
Proclamado por la Nación y el Ejército el REY DON ALFONSO DE BORBÓN Y BORBÓN, ha llegado el caso de usar de los poderes que por Real Decreto de 22 de agosto de 1873 se nos confirieron. En su virtud, y en nombre de S.M. el REY,
Vengo en decretar lo siguiente:
El Mº-Regencia, que ha de gobernar el Reino hasta la llegada a Madrid del REY D. Alfonso, se compondrá, bajo mi presidencia, de las personas que siguen: Ministro de Estado D. Alejandro Castro, Ministro que ha sido de Hacienda y Ultramar y Embajador en Roma; Ministro de Gracia y Justicia D. Francisco de Cárdenas, antiguo Consejero de Estado; Ministro de Guerra el Teniente General D. Joaquín Jovellar, General en Jefe del ejército del Centro; Ministro de Hacienda D. Pedro Salaverría, Ministro que ha sido de Fomento y Hacienda; Ministro de Marina D. Mariano Roca de Togores, Marqués de Molins, Ministro que ha sido de Marina y Fomento y Director de la Academia Española; Ministro de la Gobernación D. Francisco Romero Robledo, Ministro que ha sido de Fomento; Ministro de Fomento D. Manuel de Orovio, Marqués de Orovio, Ministro que ha sido de Hacienda y Fomento; Ministro de Ultramar D. Adelardo López de Ayala, Ministro que ha sido de Ultramar.
Madrid treinta y uno de diciembre de mil ochocientos setenta y cuatro
El Presidente del Mº-Regencia
Antonio Cánovas del Castillo

Final. El miércoles 15 de abril de 1931, la Gaceta hace público el siguiente decreto del denominado Comité Político de la República:

El Gobierno provisional de la República ha tomado el Poder sin tramitación y sin resistencia ni oposición protocolaria alguna; es el pueblo quien le ha elevado a la posición en que se halla, y es él quien en toda España le rinde acatamiento e inviste de autoridad. En su virtud, el Presidente del Gobierno provisional de la República, asume desde este momento la jefatura del Estado con el asentimiento expreso de las fuerzas políticas triunfantes y de la voluntad popular conocedora, antes de emitir su voto en las urnas, de la composición del gobierno provisional.
Interpretando el deseo inequívoco de la Nación, el Comité de las fuerzas políticas coaligadas para la instauración del nuevo régimen, designa a D. Niceto Alcalá Zamora y Torres para el cargo de Presidente del Gobierno provisional de la República.
Madrid, catorce de abril de mil novecientos treinta y uno.
Por el Comité, Alejandro Lerroux, Fernando de los Ríos, Manuel Azaña, Santiago Casares Quiroga, Miguel Maura, Álvaro de Albornoz, Francisco Largo Caballero.

En el Periodo Interrepublicano (31 de diciembre de 1874- 14 de abril de 1931) es donde, en mi opinión, podemos encontrar buena parte de las claves que podrían explicar la división de España en dos mitades antagónicas, que fueron incapaces de evitar el estallido de la sinrazón y la barbarie. Para adentrarse en esta interesante etapa de la Historia de España, cuenta el interesado con excelentes monografías, archivos y bibliotecas; no obstante, como quiera que son muchos los que prefieren la red de redes para documentarse, me ha parecido oportuno incluir aquí algunos sitios de Internet, ya sean páginas Web, bitácoras (¿nos rendimos ante el anglicismo blog? ) o libros electrónicos.

Nota. Serán bienvenidas todas las aportaciones que contribuyan al objetivo propuesto.

Macrino Fernández Riera

Una respuesta a Presentación

  1. Manuel dijo:

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s